domingo, 16 de febrero de 2014

EL PROFESORADO COMO CURADOR DE CONTENIDOS

              Esta semana el tema de trabajo en #eduPLEmooc ha sido la curación de contenidos, un tema sobre el que siempre había pasado de puntillas, mirando de reojo, tomando nota mentalmente para cuando al fin (¡Oh, milagro!) tuviese el tiempo suficiente para investigarlo en profundidad, o la necesidad imperiosa de abordarlo de forma insoslayable. Pues bien, el momento ha llegado. Gracias a las reflexiones de los participantes en el curso, a las maravillosas infografías sobre curación de contenidos que han colgado en el tablero depinterest y a la interesante charla del #eduPLEchat del viernes he entrado de lleno en la “curación de contenidos”.

                Aunque los términos “curador” y “curación” resultan extraños en nuestra lengua, el concepto no es nuevo y viene recogido en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. Hablamos de quien, con la autoridad que le otorgamos los demás al fiarnos de su criterio y su conocimiento, es capaz de actuar de intermediario o intermediaria del conocimiento filtrando, interpretando y valorando un gran volumen de información. Cuanto mayor es el volumen de información al que tenemos acceso, más necesaria resulta esta tarea.

Fue precisamente leyendo los tuits y reflexiones de los compañeros y compañeras del #eduPLEchat, cuando tuve la idea, intentando aportar algo un poco diferente a lo que ya se había expuesto del derecho y del revés en el curso a lo largo de la semana, de que la tarea fundamental del profesorado, esa que consiste en diseñar situaciones de aprendizaje para nuestro alumnado, podía leerse en términos de “curación de contenidos”. Es lo que planteé en el chat y lo que me sirvió de base para elaborar mi  infografía.



Otro tema que me parece tremendamente interesante es el del alumnado como “curador”. En situaciones de aprendizaje de tipo cooperativo suele surgir la figura del  alumno o alumna “curador” de forma natural y espontánea en los roles que asumen en la resolución de problemas o tareas. Se trata de un rol intercambiable y que varía según la tarea que se desarrolla en ese momento y las habilidades que se requieran para llevarla a cabo. Creo que las situaciones de aprendizaje en el aula deben permitir a todo el alumnado actuar de “curador” de contenidos en un momento u otro si se quiere provocar un aprendizaje en igualdad de oportunidades.

Por último quiero insistir en la necesidad de “educar” al alumnado en la “curación de contenidos”. Es urgente que aprendan a manejarse en los buscadores, que distingan las fuentes fiables de las que no lo son, que sean capaces de valorar contenidos y enriquecerlos con sus aportaciones, que conozcan las herramientas para ello y que se conviertan en productores y productoras de conocimiento.

 Ese es mi deseo para el futuro y mi trabajo en el presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario